Conoce tu comarca

Historias, leyendas y paseos por lugares de la provincia de Segovia.

Hace ya meses que se fue su último vecino, Antonio, parecía que nunca llegaría pero ahí estaba dando vuelta de llave a ese cerrojo de la casa que le dejó en herencia su padre por ser primogénito. Allí nacieron sus hijos, esos cuatro que junto a su madre esperan esta mañana áspera, para su gran viaje. Nunca salieron del pueblo, allí tenían lo primordial asegurado, el huerto, la vaca, un cerdo y unas gallinas y unas pocas tierras les aseguraban el sustento, los jornales para el señorito completaban los demás gastos, pero este invierno fue diferente, los jornales desaparecieron, esa máquina que trajo hace el trabajo de muchos jornaleros. Poco a poco se fueron marchando, Juan, el Luis, Timoteo con siete hijos que alimentar, a ver que iba a hacer, no volvieron ni de visita, el Fanegas, de vez en cuando, se pasa por aquí, vive en el pueblo de al lado. Parece mentira con lo que era este pueblo, que función teníamos, que armonía veían los familiares de otros pueblos, esos ya también se fueron. En las maletas lo imprescindible, unas mudas, un poco de ropa y ese traje de la boda, nos hará falta en la capital para buscar trabajo, aquí se queda el carro casi nuevo, la aventadora, la segadora, cuantas fatigas para conseguirlo y mira ahora..... para nada. Pero se quedan otras cosas que le rompen el corazón, media vida dejaba en ese pueblo. Última vuelta de llave y en un bolsillo de la chaqueta de pana la guardó, creo que no me equivoco, pero no la volvió a usar. Teodoro y María se miraron al dar la espalda a su casa, pero no se vieron, sus lagrimas no se lo permitieron, juntos enfilaron el camino, andando, hacia el pueblo donde cogerían el autobús para no volver.

Perosillo, pequeño pueblo desde siempre, atraviesa su termino el arroyo Cerquilla, en sus tiempos siempre con agua, cangrejos y ranas, un molino de agua, El Molino de Potricos, en el cruce de caminos de Cozuelos, Olombrada y Vegafría aun están sus ruinas, una fuente con dos caños siempre echando agua como las de antes, tuvo en su término un palacio en un lugar llamado Buengrado, creo que pertenecía a los duques de Alburquerque y también su castillo y es aquí donde empieza mi historia. Los mayores del lugar decían que en Perosillo hubo un castillo y que en el estuvo encerrada Juana la Loca. ¿Un castillo? ¿Pero que castillo? Allí nunca había visto ningún castillo y yo frecuentaba Perosillo. Ya de más mayor supe donde estaba aquel famoso castillo prisión de Juana La Loca. Estaba cerca del pueblo en un montículo próximo al cementerio y estaba, digo, porque allí apenas quedaba un lienzo como de un metro de alto por uno de ancho y algún resto que otro pero de poca entidad, pero algo había. Hace ya unos 20 años el dueño del terreno se propuso encontrar el castillo con su tesoro o con la difunta, Q.E.P.D., Doña Juana La Loca y con ese propósito y una excavadora removió todo aquel cerro pero, que yo sepa, nada encontró. Para mí al enterarme y ver el desaguisado fue frustrante, ni castillo, ni tesoro, ni difunta, nada de nada. ¿Nada de nada? Algo sí que vi entre los desmontes que hizo la excavadora, un tesoro, pero no para estos siglos en que vivimos sino para otros más lejanos en el tiempo, se podía emplear para cazar, cortar, descuartizar, afeitarse, cortarse el pelo, un tesoro en otros tiempos, nódulos de silex, de los más guapos que conozco y que he visto por la zona, tal vez ese pueblo se conociera en su momento por eso y vinieran de muy lejos. El vocablo "Pero" creo que significa piedra no lo se seguro. Aquí os dejo unas imágenes de este pueblo, para mi un "pueblo con encanto".





Esta mañana de domingo, al verlas, me vienen recuerdos de la juventud. !Esa que es única e intransferible!, !esa! Recorrer en el verano esos pueblos en bici. Lo primero que hacíamos al llegar al pueblo era parar a la sombra de la olma, trago largo de la fuente próxima y a descansar sentados en los polletes de piedra. Debajo de su copa siempre había chicos enredando y abueletes apoyados sobre sus cayadas contándose mil historias repetidas ya tantas veces. Los chicos con las bicicletas, dando vueltas a la olma bajo la sombra de su inmensa copa, donde montones de pájaros armaban un jolgorio que se unía al mismo ritmo que el griterío de los chavales. Frondosas, verdes como la primavera, llenas de vida a pesar de tener tantos años.... ¿quien las sembraría? No era cualquier árbol, era la olma, se las respetaba, estaban como unidas a ti desde pequeño, termómetro y emblema del pueblo, música de Castilla al azotarlas el viento, dormitorio de mil pájaros y de algún que otro pobre entre su tronco hueco. Hoy las he visto desnudas, frías, inertes, sin sus polletes de piedra, tapadas algunas como sus vergüenzas, con un vestido verde prestado. Recuerdo fiestas de camisa blanca sentados bajo ella saboreando un pirulí comprado en el puesto del tío Merenge de Hontalbilla, en la primera visita le dejábamos toda la propina luego "a correr" que se decía.
Dicen que las mató la grafiosis, para mí que se murieron de pena viendo a sus pueblos caer en la despoblación y en el olvido.


                                                                    Olma de Frumales
                                         Olma de mi pueblo, Cozuelos de Fuentidueña
                                                             Olma de Adrados

                                    Olma de Fuentesauco de Fuentidueña
                                                            Olma de Perosillo


Brotan por toda la ladera, como asomándose tímidamente a través de sus pequeños ventanucos para ver su valle, su río Duratón, su gente, su pueblo, no con el esplendor de antaño. Soportan a sus espaldas siglos de historia, por sus entrañas han pasado ya muchas generaciones, la que les marcó fue esa, que armados de picos, horadaron las entrañas de la ladera, duros como mi tierra, nacidos de ella ! Hace tanto tiempo! Fueron pasando muchas más por sus entrañas, con mi tesoro guardado fielmente se festejaron batallas, bodas, nacimientos. Allí ahogaron muchos sus tristezas convirtiéndolas en risas, nuevas amistades nacieron, otros ratos descansando del duro trabajo, tal vez en las viñas, para luego allí paladear el jugo de su sudor junto a un grupo de amigos y unas chuletas de esos corderos tiernos que se ven por esas laderas careando. !Cuantos secretos guardarán!



1 2 3 4 5Move mouse over image


Realizado en estos días, ¿nos descubrirán que fue antes? ¿Las tumbas o la ermita cristiana? Algunas de estas ermitas, además de las tumbas, tienen otra cosa en común, las cuevas en sus inmediaciones (San Frutos, Valsamos, Cuestaiglesia, Villaveses). ¿Fueron también enterramientos? ¿Se aprovecharon del tirón del culto a sus muertos para imponerles la religión cristiana construyendo su ermita allí mismo, sobre sus difuntos? Si hay una cosa en común en las religiones es el culto a los muertos.

¿Alguien tiene algo que opinar?



La primera repoblación de la Comunidad fue hacia el año 939 dirigida por Fernán González, la cual no duró mas que 50 años. Esta repoblación fue aniquilada por las campañas de Almanzor, la primera en año 979, otra en el año 984 que no dejó títere con cabeza. Las siguientes campañas de repoblación en esta Tierra de Nadie dieron su fruto en el año 1011. Muchos de estos pueblos que nombramos existirían antes de la conquista mora, dejarían de existir durante los conflictos, bien saqueados, olvidados o despoblados. Unos volvieron a renacer y otros quedaron en el olvido, de otros con algo de más suerte quedaron sus nombres. Muchos de estos pueblos se reconstruyeron sobre los antiguos, reaprovechamiento de antiguas construcciones, asentamientos benignos, buenas fuentes, comunicaciones, buen terreno de cultivo, los antiguos ya sabían lo suyo, no es de extrañar que en un mismo lugar se encuentren asentamientos de muy diferentes culturas y siglos.
ESTE ES NUESTRO PATRIMONIO, POCO O MUCHO, PERO EL NUESTRO, VE DESCUBRIENDOLO.

-->
Seguimos con despoblados:

* El Barrio de Neguera, Casa Blanca, Hontanares de Neguera, San Juan de Neguera, San Nicolás de Neguera, Santa María de la Hoz Sebúlcor
* Terraña Fuenterrrebollo
* Molinilla Villaseca
* Ortuya, Ortoyuela Torrecilla (Condado de Castilnovo)
* Peroncillo Castrojimeno
* La Torre, Valdechena Castroserracín



¿Sabes donde se encuentra?

Sobre las cookies

Comentarios

Archivo

La Senda de los Frailes



Etiquetas